El teatro vuelve al escenario


Comunicado del Director de Salesianos Guadalajara,
José Carlos Sobejano García, sobre el Grupo de Teatro.

El fallecimiento de Santiago, el pasado 21 de noviembre, dejó huérfanos los ambientes que él animaba y dirigía.

Nos toca ahora, tras un periodo de discernimiento y reflexión, y después de haber tenido las oportunas reuniones, comunicaros que el Grupo de Teatro continuará, próximamente, su andadura. En ello está el deseo de que sirva pastoral y educativamente a tantos muchachos y jóvenes de nuestra Casa Salesiana, los que fueron, y los de hoy y los del mañana.

Os presento, por tanto, no solo la reanudación del Musical Matilda, sino también la continuidad del Grupo de Teatro de Salesianos Guadalajara.

Don Bosco afirmó que “un Oratorio, un Colegio sin música y sin teatro es como un cuerpo sin alma”.

Cambiarán algunos aspectos de gestión con el nuevo equipo, pero continuará el trabajo salesiano que con tanta entrega Santiago encarnó durante 16 años. Broadway, Los Miserables, Óliver Twist, Grease, Peter Pan, Billy Elliot, Mamma Mia, de nuevo Los Miserables con motivo del XV Aniversario del Grupo… y ahora Matilda.

Os presento a las personas que van a guiar esta nueva etapa –aunque son de todos conocidos porque han colaborado directamente con Santiago-:

-    -Pablo Patiño coordinará el Grupo de Teatro (direccion.teatro@salesianosguadalajara.org)

-    -Junto a él un equipo: Jorge Corral, Begoña Gutiérrez, Manuel Urién, Alberto Serrano, Yolanda Cesteros y David García.

-    -Y Germán Rivas, salesiano que acompañará al equipo y al Grupo.

Estos días están dedicando tiempo al diálogo, la reflexión y la toma de decisiones de cara al futuro.

Próximamente recibiréis información directa a través de los canales habituales sobre la continuidad del Grupo, en concreto y para la temporada presente, con el Musical Matilda.

Tan solo agradecer a todos la paciencia y las discretas palabras de ánimo para que todo siguiera hacia delante. Y mi reconocimiento al equipo que a partir de ahora se responsabiliza del Grupo, por su disposición a continuar animando con corazón salesiano, este ambiente tan importante de nuestra Casa.   


¡Qué se abra el telón! Seguimos… porque lo que es bueno para los muchachos y los jóvenes, no debe detenerse. ¡Adelante, siempre adelante!